Uno de los programas de dolor que encontramos repitiéndose en el árbol es el abuso sexual.

Cuando detectamos un abuso en un miembro de la familia, hay que tener por seguro que hay muchas más personas abusadas en esa familia.

La persona abusada tiene a repetir el abuso en otros niños.

La persona abusada no habla de eso porque se siente culpable de no haber impedido que eso sucediera.

El abusado carga con esa herida toda su vida y desde ese silencio condiciona su vida al dolor y a la represión de su sexualidad o a veces a una vida sexual enferma, tóxica.

Uno de los programas que van de la mano de la herida de abuso es la herida de abandono.

EL ABANDONO

El abandono es el dolor de sentir que mamá, papá o ambos no estuvieron ahí para nosotros en nuestros primeros años de vida.

LA ausencia de los padres puede ser debido a múltiples situaciones:

1. los padres trabajan para ganar dinero, el niño está solo en casa, durante horas al día.

2. Los padres son irresponsables y no atienden a las necesidades afectivas del hijo

3. Los padres mueren

4. Los padres están enfermos

5. Los padres tienen que viajar por trabajo y se quedan con un familiar…

Ejemplo:

Una abuela que fue abandonada en un orfanato, por el padre, al morir la madre en el parto.
Esa mujer se casará con un hombre también abandonado de chiquito, que es violento y la maltrata. Ella aguantará todo, porque la herida de abandono es muy dolorosa y no la quiere repetir, ahora con el marido.

Esa niña es abandonada doblemente: por la mamá, al morir, por el papá.

La persona abandonada tendrá una falta de seguridad, una carencia de confianza en la vida.

En sus relaciones buscará que le demuestren que la quieran, que no la vana abandonar. Eso ahogará a la otra persona.

La pareja sentirá una gran incomodidad porque sentirá que debe mucho a esa persona que le ha dado tanto. Está en desventaja. A veces la cuenta afectiva está en números rojos, uno debe tanto afecto a la persona abandonada, que da para recibir.

La persona abandonada establecerá relaciones donde le van a dejar o aguantará situaciones extremas para que no le vuelvan a dejar.

Los hombres abandonados, suelen ser violentos

Las mujeres abandonadas, suelen ser sumisas, aguantan todo tipo de agresiones: violaciones, agresión verbal o física, etc.
Viven en el miedo y el miedo va de la mano de la lujuria, situaciones de sexualidad insana.

La pareja abandonada construye familias con muchos hijos, a los que no puede atender, realmente. Podemos atender a máximo, 4 hijos, pero no más. Esto genera otra vez abandono en sus hijos.

Estos buscarán el afecto de los hermanos, porque mamá no está y eso a veces puede dar pié a más situaciones de abuso. Buscando amor, encontrarán abuso. Un patrón difícil de romper.

Leave a comment

www.eduardgirbau.com © 2021. Todos los derechos reservados.

www.eduardgirbau.com © 2021. Todos los derechos reservados.