El Resentir Ancestral

Uno de los grandes hallazgos de esta terapéutica es haber llegado a comprender que no se puede desarrollar una enfermedad a menos que tengamos «ese programa» ya con nosotros desde antes de nacer.

A eso el Dr Hamer lo llamaba el «Colorido».

El colorido siempre va asociado a una carga de dolor que ya estaba antes que nosotros apareciéramos en este mundo

Tenemos diferentes coloridos, cada uno el o los suyos: un colorido de «territorialidad», tenemos un colorido de abandono, de conflicto de separación, de ruina, de falta de confianza en la vida, de desvalorización, etc.

Ese colorido determina el tipo de patología que mostraremos ante una situación donde, otra persona desarrollaría otro síntoma o simplemente ninguno.

LA CARGA EMOCIONAL ESCONDIDA EN LA MEMORIA TRANSGENERACIONAL

En las sesiones de Desprogramación hay un momento muuuy mágico. Un momento que me estremece una y otra vez, sobretodo cuando se da en los hombres.

Bueno, y en las mujeres también. Digo en los hombres porque la expresión de una carga de dolor en el rostro de un hombre siempre es más inesperada.

Es el momento que un consultante está «interpretando» su abuelo o abuela doble y la emoción oculta, la que activa el programa de enfermedad o patológico, la que recibe de antes de nacer, que ya está en su cuerpo grabada, asoma para liberarse.

Ver a hombres que casi nunca lloran verter esas lágrimas sanadoras, que le liberan a él y a sus próximas generaciones del dolor de ese programa es francamente exquisito. Ese momento es maravilloso. Es mágico.

Esa lágrima vale oro.

Qué bueno que tenemos estas herramientas para acercarnos a vivir de otra manera, más cerca de la Paz y de experimentar la realidad tal cuál es, libre de deformaciones perceptuales debido al dolor del pasado.

Gracias.

Leave a comment

www.eduardgirbau.com © 2020. Todos los derechos reservados.

www.eduardgirbau.com © 2020. Todos los derechos reservados.