En este artículo vamos a ver qué es la metástasis, de dónde viene esta idea y de las consecuencias que nuestra sociedad actual padece ante el hecho de seguir creyendo hipótesis que ya se han demostrado como falsas.

A lo largo de la historia, la humanidad carga con creencias demostradamente falsas: la tierra es plana, el sol gira alrededor de la tierra, la teoría de la evolución, basada solo en la competencia, la metástasis, y un largo etc. Y cuantas vidas han tenido que ser sacrificadas para que la verdad finalmente pudiera prevalecer.

DEFINICIÓN Y ORIGEN

Se conoce el término de metástasis como el proceso de propagación de un foco canceroso a un órgano distinto de aquel en que se inició. Se llama foco primario dónde aparece el cáncer y focos secundarios, terciarios en los órganos dónde también aparece posteriormente la proliferación celular.

La teoría de la Metástasis fue formulada en 1889 por Stephen Paget como una hipótesis para explicar el proceso cancerígeno en el que se encontró células cancerígenas fuera del foco original y se pensó que tenía que haber migración y se propuso la hipótesis de “la semilla y la tierra fertil” en frente a otra hipótesis: del modelo anatómico. Eran los primeros pasos de una ciencia especializada y desconectada de la realidad total, que trataba de comprender ciertos fenómenos relacionados con el cáncer.

La falsedad de la teoría de la Metástasis se explica por dos puntos:

1-Las células que “migran” deberían encontrarse, en algún momento, viajando en la sangre arterial o el sistema linfático, porque mediante esas vías, dichas células podrán llegar a otros órganos. En consecuencia, como nunca se han encontrado estas células viajando por sangre o por vía linfática, (a pesar de todos los estudios con marcaje radioactivo, etc…) tenemos una razón para desechar esta hipótesis.

Cómo nos decía el gran Dr. Fermín Moriano, unos de los discípulos del Dr. Hammer: creer que la metástasis existe es cómo pensar que es posible que un canadiense de Vancouver alto rubio y de ojos azules puede lanzarse al mar Pacífico, se pone a nadar hasta las costas de Shangai y para cuando llega, se ha convertido en un chinito chaparrito y moreno.

2-Si las células cancerosas del tumor secundario son las mismas células del tumor primario, entonces, una persona que tiene un cáncer de seno, y hace metástasis en los huesos, sus células cancerosas que están en los huesos deberían ser células de seno, no de hueso (pues la metástasis está compuesta por el mismo tipo de células del tumor primario). ¿Acaso eso es así?

En un cáncer de seno las células se multiplican (porque los conductos galactóforos tienen un origen embiológico del mesodermo antiguo) mientras que el tejido óseo se ulcera, se descalcifica, por tener un origen embriológico del mesodermo nuevo.

Además, los oncólogos viven con la gran incógnita de que el 10 % de las “Metástasis” tienen un origen primario desconocido. Si fuera cierto que en una metástasis hay células de seno en el pulmón, aunque no encontraran el foco primario, podrían ver por la presencia de estas células en otros lugares del cuerpo, su origen.

No se cuestiona el hecho de que existen cánceres secundarios y terciarios. De acuerdo con las Cinco Leyes Biológicas de Hamer, los cánceres secundarios y terciarios no son el resultado de células cancerosas que migran, sino de un segundo o tercer conflicto o shock emocional, frecuentemente iniciado por un choque al momento del diagnóstico.

Para explicar lo que sucede voy a poner un ejemplo:

Una señora, la llamamos María, va a hacerse una prueba por requisito de protocolo en su trabajo. Le detectan un bultito en el pecho izquierdo. Podemos imaginar que ella está pasando por esa etapa de la vida en la que su hijo ha crecido y está por salir de casa e ir a la universidad. El pajarito vuela del nido. La mamá vive eso con dificultad, quizás con soledad, quizás porqué no ha replanteado su vida y no sabe qué hará ahora, sola. ¿A quién va a cuidar?.

Hay un colorido de ya no voy a poder proteger (apego) a su hijo. 1er conflicto.

CONFLICTO DE DIAGNÓSTICO

Va a ver el médico y le dicen que tiene un cáncer, que habrá que hacer un tratamiento con Quimio y Radioterapia. Ella, ante tal diagnóstico, vive un conflicto de desvalorización profundo; 2do conflicto. Como mujer, si le quitan un pecho ya no podrá lucir su cuerpo como hasta ahora.

¿Cómo van a ser las relaciones sexuales? Mil preguntas se disparan en su mente.

Ante esta situación, María, puede vivir de manera muy diferente, como lo interpreta.

Supongamos que lo vive con desvalorización, ya no podré… ya no seré mujer, etc

Su cerebro interpreta esta situación emocional como una profunda desvalorización y va a actuar en consecuencia: ulcerando los huesos.

Por lo tanto al primer conflicto de “ya no voy a poder cuidar a mi hijo” se añade un segundo conflicto: “sin seno ya no seré mujer, me desvalorizo”.

Cuando vaya al medico la próxima vez le dirán : Señora lamentablemente su cáncer de seno ya se ha regado por todo el cuerpo, ha llegado ya a los huesos.

Cuando vivimos un conflicto de desvalorización profundo, eso, afecta a nuestros huesos; que van a empezar un proceso de descalcificación intenso. En términos médicos puede leerse como cáncer de huesos.

DIFERENTES INTERPRETACIONES, DIFERENTES CÁNCERES

Puede que María viva un conflicto de miedo a la muerte, entonces puede desarrollar un cáncer de pulmón.

O que trate de resolver una situación de conflicto y sienta que no tiene herramientas suficientes para salir del mal paso y desarrolle cáncer de cerebro.

Si el tratamiento es caro y duradero y si ella tiene dificultad económica quizás desarrolle un cáncer de hígado, viendo la situación desde la desesperanza.

Sea cuál sea la interpretación que María haga, estamos hablando de un conflicto que desencadena otro conflicto, dentro del marco del efecto de un diagnóstico médico fatal.

Esta es la realidad de la metástasis. Cuantos más test haya de enfermedades, más enfermedades vamos a encontrar, por eso los índices están subiendo cada año.

Detrás de todo esto está la posibilidad de empezar a aprender a vivir las situaciones de la vida con mayor madurez, sabiendo cómo gestionar las emociones en momentos de gran impacto emocional. Porque…¿estamos preparados para un susto de tal calibre?.

Leave a comment

www.eduardgirbau.com © 2021. Todos los derechos reservados.

www.eduardgirbau.com © 2021. Todos los derechos reservados.