Las cinco heridas de la infancia

Seguramente te habrás dado cuenta de que tus reacciones en las relaciones actuales, en tus relaciones de pareja o en tus relaciones cercanas: cuando sobre-reaccionas, cuando te sientes rechazado o excluido, cuando vives con ira de bilis la injusticia o te sorprendes controlando la vida de tu pareja…todas estas heridas tienen que ver con aquello que viviste en la infancia, con dolor, que quedó guardado en tu inconsciente y ahora, de grande, es disparado con fuerza desde el dolor del niño que fuiste.

Todos quisiéramos amar desde el amor incondicional: casarnos y ser felices para siempre, pero nuestras heridas nos convierten en monstruos, en momentos.

Siempre es el niño el que reacciona en nuestras reacciones emocionales.

Mirando qué heridas hemos podido vivir en la infancia, una autora canadiense Lise Bourbeau, una de las grandes autoridades en el tema, nos explica a lo largo de 50 años de experiencia, que todos tenemos al menos 4 de las cinco heridas que se generan en la infancia.

Estas cinco heridas son las que siguen:

1. Rechazo
2. Abandono
3. Humillación
4. Traición
5. Injusticia

La presencia de cada una de estas heridas es compensada o escondida tras una máscara. En el mismo orden serian: Huidizo, dependiente, masoquista, controlador y perfeccionista.

Haber pasado por el dolor de estas heridas da forma a nuestra personalidad, nuestros hábitos alimenticios, los gustos y actitudes y lo que es más sorprendente: nuestra forma física.

De modo que viendo los cuerpos de las personas, podemos saber por qué tipo de heridas han pasado en la infancia y como son en realidad.

A menudo es difícil para uno mismo ver cuál es su herida más marcada, y es bueno apoyarnos con las personas que nos conocen para que nos ayuden a identificar cuál de las cinco es más notoria.

Lo importante de todo esto es poder reconocernos en estas heridas y ver como se manifiestan en nuestras vidas, en nuestras reacciones y en nuestros juegos del Ego que es el que esconde las heridas con actitudes de lucha y posicionamiento.

Finalmente, tomar conciencia y responsabilidad de lo que somos y traemos del pasado nos hace más humanos, más maduros y más completos.

Leave a comment

www.eduardgirbau.com © 2020. Todos los derechos reservados.

www.eduardgirbau.com © 2020. Todos los derechos reservados.