Sobre el misterio de tu concepción

¿Para qué fuiste concebido?
Seguramente no lo sabes. Quizás nunca te lo habías planteado, ni nadie te lo comentó, pero hay un rol para ti, hay un trabajo determinado para tu persona, en esta tu vida, que fue planificado deliberadamente desde el inconsciente de tu familia para reparar o perpetuar algo que sucedió antes de que tu nacieras. Algo que generó dolor o reconocimiento en tu clan.

¿Qué será?

Pero antes de ver lo que puede ser, tengo algo que decirte: es importante que lo averigües, porque hay un tesoro en conocer el propósito de tu concepción.

El tesoro se halla escondido en las raíces de tu árbol familiar y conocer los secretos y situaciones que allí se encuentran escondidas te dará un regalo, te llevará a un nuevo entendimiento, a una nueva libertad.

Te llevará a vivir mejor.

Y hasta ese momento estarás ciego a la fuerza que te lleva a hacer lo que haces, a tener la pareja que tienes, la profesión a la que entregas tu vida y tu tiempo.

La creación de un hijo es un acontecimiento que participa de una increíble y maravillosa fuerza. Pero para algunas mujeres, esa es su mayor creación y eso es triste, porque en el paso de nuestra vida por el planeta deberíamos expresar nuestros potenciales a otros niveles además de teniendo hijos, eso evitaría muchos problemas de huesos en las mujeres mayores.

Bien vamos a la razón por la que fuiste concebido. Ante todo decir que aquí solo abriremos las puertas a un paisaje pero solo tú lo puedes caminar, porque es tu vida y tu destino. Pero pongo, a continuación las bases para que lo puedas explorar.
1. ¿Qué sabes de tu concepción?

¿Qué situación vivían tus padres?¿Qué sabes del momento que vivían ellos como pareja?. Y eso se refiere tanto en lo emocional/afectivo como en lo mental/espiritual, en lo material/económico y en lo sexual creativo. ¿Qué situación social/cultural se vivía en casa?¿Y en la familia?

¿A quién de tu familia vienes a seguir?¿Tu profesión se vincula a la de un abuelo o bisabuelo?

Es posible que tu vida venga a resolver un problema que ya no está, aunque la carga de dolor que generó ese problema, siga ahí en la familia, condicionando la percepción de ese clan. Por ejemplo, si se perdieron unas tierras y eso condicionó la vida de tus abuelos, aunque tus padres sean prósperos y ya no se acuerden de esa situación, puede que tu nacieras para impedir la pérdida de tierras y vienes a ser abogado en temas de propiedades, para evitar que se pierda patrimonio otra vez.

2. Concepción ligada a una muerte:

La noticia de una muerte inminente o la presencia de una enfermedad grave puede empujar a las mujeres fértiles del clan a quedar embarazadas para seguir con el linaje de la persona que parece que va a morir.

3. Concepción ligada a substituir un hermano muerto: Un hermano anterior muere y el segundo tiene el rol de vivir la vida del hermano. (Un cuerpo con dos almas). Este es el caso de muchos artistas: pintores, bailarines, cantantes…cómo Salvador Dalí, Van Gogh, Beethoven, o Herman Hesse. Esta situación da una mayor sensibilidad porque la persona está viviendo dos realidades al mismo tiempo.

Esta situación no suele estar exenta de culpa: “Yo estoy aquí y mi hermano no”.

4. Concepción condicionada a la situación económico/social de los padres:

Si los padres están viviendo un momento de plenitud económica o de escasez, en el momento de tu concepción, eso condicionará la respuesta de la persona ante lo material.

Eso define la diferencia entre hermanos, que vivieron situaciones diferentes; algunos siempre triunfan y otros siempre están en la escasez.

5. Concepción como “bastón” para la vejez:

Algunos hijos, normalmente el chiquito, es concebido “para que cuando seamos viejos nos cuide”. Ese descendiente se quedará en casa y se ocupará de acompañar a sus padres a la muerte, a través de su vejez. Esto significa que renunciará a su propia familia, quedándose solo/a.

6. Concepción para “atrapar” a un hombre (…o a una mujer):

Hijo candado: para retener a un hombre que no se quiere comprometer o que se lo está pensando demasiado. Algunas mujeres, para asegurar la familia pueden quedarse embarazadas deliberadamente con el fin de hacer que el hombre se quede.

Ese hijo tiene el propósito de “retener a papá”.

7. Otros motivos de concepción:

Infidelidad: Dónde estaban la mentes de los padres en el momento de la concepción? Porque si alguno estaba enamorado de otra persona, eso puede dar una actitud de infidelidad inconsciente.

Participación: la manera como los padres participaron energética, afectiva y físicamente en el acto en si, también condiciona el momento de la concepción y cuál de las dos energías: femenina o masculina que prevalecerá en esa persona.

Lugar: el espacio físico o ubicación de la concepción implica un vínculo del alma de esa persona con ese lugar.

Seguramente están pensando que no tienen información sobre todo esto y que las personas que podrían darles estos datos ya murieron. No importa, la información está ahí, en el inconsciente. Y tu puedes acceder a ella, como los estudiantes del CURSO APLICADO EN DESPROGRAMACIÓN pueden experimentar y maravillarse. Es solo cuestión de querer entrarle al tema.

Bien, aquí queda la puerta abierta, que bueno si he podido inspirarte de alguna manera a empezar a dar los primeros pasos en esta maravillosa investigación que te llevará a recoger tu propio tesoro.

Leave a comment

www.eduardgirbau.com © 2020. Todos los derechos reservados.

www.eduardgirbau.com © 2020. Todos los derechos reservados.